Historia de Las Casas La Torre
 

Ubicadas en la FINCA LA TORRE, fueron propiedad de la denominada "Casa de Nava", a la que entre otras propiedades pertenecieron las fincas " El Roque" y "El Terrero", colindantes por el oeste y el "Palacio de Nava", ubicado en el termino municipal de La Laguna y cuyo primer propietario fue el Marqués de Villanueva del Prado.
La edificación de una planta esta considerada como un ejemplo de Casa Tradicional de la Arquitectura Domestica Canaria.
Fueron construidas en el año 1820, por Don Tomas de Nava y Perez de Barradas, posteriormente pasa su hija Doña Antonia María de Nava y Llarena, soltera que murió en La Laguna en el año 1922, a los 102 años de edad. Al fallecimiento de Doña Antonia María, la propiedad pasó a su sobrina doña Juana de Ascanio Montemayor, casada con Don Victor Perez Ventoso y cuya propiedad la ostentó hasta el año 1974.

Entre los años 1974 a 1992, la propiedad le correspondió a si hijo Don Eduardo Perez Ascanio Ventoso. Desde 1992 a 1998, fue propiedad de los hermanos Don Eduardo y Don Emilio Pérez Ascanio, hijos del anterior propietario. A partir del año 1998 la propiedad le corresponde solamente a Don Eduardo Pérez Ascanio.

Las casas se encuentran en un entorno de manifiesta explotación agrícola. En su época cada casa tenia una función específica (para viviendas, establos o cuartos de aperos) Hoy en dia han sido modificadas y reformadas variando su distribución interior, para comodidad y disfrute de sus huespedes.
DATILERA Y CANARIA: Fueron construidas de una sola planta y mirador en planta alta. Sirvió siempre para alojamiento de los medianeros de la finca. Fueron rehabilitadas en el año 2001 introduciendo pequeñas modificaciones y variando su ditribución exterior. El antiguo baño se transformó en lavadero
KENTIA: Estaba dedicada una parte a establo y la otra como cuarto de aperos para la finca, tambien fue abandonada en la decada de los 60. Fue rehabilitada en el año 2000 introduciendo pequeñas modificaciones en su distribución interior y huecos de ventanas y puertas. La cubierta se hizo a 2 aguas para guardar la sintonia con las otras casas. No se aumento su volumen.
WASHINTONIA: En su momento era utilizada para el alojamiento de los medianeros de la finca, cuyos descendientes fueron siempre los habitantes de la misma. La vivienda quedó libre en la decada de los 60. Fue rehabilitada en el año 2000 variando su distribución interior, antes eran 2 grandes salones, cocina y baño ubicados en la parte posterior, la antigua cocina y cuarto de aperos existentes en el lateral derecho, se comunicaron transformandose en dormitorios.

Inicio
Historia de las casas